Efectos del ácido hialurónico

El acido hialurónico es una sustancia que está presente en muchos tejidos y órganos de tu cuerpo. Está contenido en la piel, los cartílagos y el globo ocular. Además, tiene unas propiedades muy interesantes, con múltiples aplicaciones.





¿Qué es el acido hialurónico?





Este compuesto es una molécula integrada por largas cadenas de carbohidratos complejos. Sus propiedades lo hacen útil en medicina, para utilizarlo en terapias de las úlceras de la piel, de los problemas de osteoartritis y en los tratamientos de belleza.





Propiedades





Las propiedades intrínsecas del ácido hialurónico nos permiten beneficiarnos de una amplia variedad de usos en medicina estética.





– Tiene capacidad de atraer y retener las moléculas de agua del entorno, con lo que produce un aumento de volumen de los tejidos. La cantidad de agua retenida por esta sustancia es equivalente a miles de veces su peso.





– Forma parte de la estructura del tejido cartilaginoso y estimula la producción de colágeno local. Es una sustancia regeneradora, que actúa a nivel celular.





– Además, tiene el efecto de eliminar los radicales libres que se acumulan en los tejidos. Estas moléculas, que son producto del metabolismo del oxígeno, actúan a nivel de las células, envejecen prematuramente los tejidos y causan inflamación crónica.





Usos en medicina estética





Las características de esta sustancia que te hemos descrito le permiten tener una amplia variedad de aplicaciones en el campo de la preservación y la recuperación de la belleza.





– Contribuye de manera importante a sustituir la pérdida natural del contenido de acido hialurónico en los tejidos que aparece con la edad.





– Su aplicación intradérmica mediante el uso de agujas muy finas nos permite corregir una serie de imperfecciones de la piel. Es el caso de las arrugas alrededor de los ojos, las que aparecen en las comisuras de la boca, en el entrecejo y en los surcos nasogenianos, los que van de la nariz a la boca.





– Su uso tópico, en cremas que se aplican superficialmente, nos permite obtener los beneficios de un tratamiento revitalizante de la piel. Gracias a la propiedad de atraer y retener agua, brinda volumen y turgencia, con lo que puedes adquirir un aspecto más juvenil y fresco.





– Aplicado en inyecciones en determinadas zonas, sirve para aumentar y dar contorno a determinadas áreas del rostro. Los pómulos y los labios adquieren mayor realce y lozanía al aplicar este tratamiento estético.





– Otra utilidad es la de atenuar o eliminar las cicatrices de acné o de otros orígenes. Con la inyección de esta sustancia se rellena la piel bajo la cicatriz para dar una apariencia más tersa y regular a la piel.





El acido hialurónico es una de las sustancias que más utilizamos en la medicina estética. Gracias a sus asombrosas propiedades tiene cada día más aplicaciones.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *